“Si no se dan las condiciones, aquí va a ser inevitable que el sistema de financiamiento privado no pueda continuar, no sé si parcial o totalmente”.

Poder terminar con la incertidumbre. Esa es la preocupación de diferentes sectores vinculados a la industria de la salud y parte de lo que plantea el presidente de Clínicas de Chile, Gonzalo Grebe en una entrevista publicada por La Tercera.

Poder terminar con la incertidumbre. Esa es la preocupación de diferentes sectores vinculados a la industria de la salud y parte de lo que plantea el presidente de Clínicas de Chile, Gonzalo Grebe en una entrevista publicada por La Tercera. Así y respecto al fallo de la Corte Supera y la Ley Corta, el líder del gremio es enfático en señalar que “este proyecto de ley corta no entrega soluciones ni certezas a las personas. Hemos venido planteando hace mucho tiempo la necesidad de poder terminar con esta incertidumbre, con la cual el sistema de salud en general se ha visto afectado. Hoy día tenemos un sistema que lleva mucho tiempo esperando, y sin duda aquí los grandes afectados en esto son las personas”, añade además que “es urgente arribar a una solución implementable, pero en el corto plazo”.

Sobre los plazos para entregar soluciones, Grebe afirma que “creo que tenemos seis meses por delante. No más. Es la última oportunidad que tenemos para poder evitar una crisis en la salud pública. Creo que, si no se dan las condiciones, aquí va a ser inevitable que el sistema de financiamiento privado no pueda continuar, no sé si parcial o totalmente. Eso, con todas las consecuencias que tiene sobre los prestadores privados, los cuales han puesto capital de trabajo importante, y en especial los prestadores médicos individuales, los cuales han estado bastante fuera de esta discusión, pero también han sido soportantes de esta crisis, y que hoy día no están siendo contemplados en la solución. Si bien aquí se habla de que la dimensión del problema es cercana a los US1.400 millones, falta una parte muy importante, que es la deuda con los prestadores privados: estamos hablando de una deuda del orden de US500 millones, la cual ha permitido mantener al sistema funcionando, y hoy día, en la solución propuesta, en los números que ha mostrado el ministerio, que ya son números gigantescos, falta por lo menos un 30%, que es esta deuda con los prestadores, los cuales deben estar contemplados en cualquier mecanismo de solución.

Seguir estirando el elástico

Y va más allá “El elástico se puede seguir estirando eternamente. Pero al final del día, en la medida que yo tenga todo el sistema paralizado, los costos sobre las personas cada vez van a ser mayores. Puede haber otra prórroga de seis meses más, podemos seguir con prórrogas eternas, pero al final, ¿quién es el más perjudicado? El paciente, las personas. La realidad es que han pasado seis meses con las (clínicas) inversiones postergadas. En seis meses más vamos a tener las mismas inversiones postergadas. ¿Puede seguir navegando el sistema? Probablemente, puede seguir un tiempo más. Pero al final del día, ¿qué es lo que está ocurriendo? Que estamos nivelando hacia abajo. Lo que estamos haciendo es que estamos deteriorando el servicio, estamos disminuyendo prestaciones, estamos haciendo que las clínicas hoy día estén más preocupadas de ver cómo se preparan para la crisis, en vez de ver cómo seguimos abordando los problemas de salud que tiene la gente”, señala enfático el presidente de Clínicas de Chile, Gonzalo Grebe.

El impacto que tiene esta incertidumbre en las clínicas y las consecuencias en temas de inversiones también lo aborda el presidente de Clínicas de Chile, asegura que “aquí lo único que se espera es que se den condiciones de certidumbre y se den certezas. Hoy día, lo que plantea esta ley corta es más incertidumbre y más incerteza, porque a ojos de la mayoría de los actores del sector se cuestiona claramente la factibilidad de la propuesta, por los montos y los plazos considerados”.

Respecto a la posibilidad de que caiga el sistema de Isapres, el líder del gremio señala que “la verdad es que con los números que se pusieron arriba de la mesa es muy difícil imaginarse un escenario en el cual las Isapres tengan que enfrentar una reducción de ingresos del orden del 6% a 8%, permanente, que son cifras que alcanzan los $30 mil millones mensuales, estamos hablando de $360 mil millones anuales de menores ingresos, y que, adicionalmente, tengan que generar excedentes para poder hacer frente a la deuda con las personas, más lo que estamos planteando nosotros, la regularización de la deuda a los prestadores”.

Sobre el monto que estimó y anunció el gobierno sobre devoluciones cercanas a los US$ 1.400 millones y sobre la posibilidad de generar expectativas, Grebe cree que “es una ilusión prometerles a las personas que van a ver una devolución mensual, una reducción de su plan, o una devolución de esos montos que se habla, si es que efectivamente el sistema no puede seguir funcionando”. Así, desde Clínicas “estamos pidiendo una discusión técnica seria. La verdad es que la solución que hoy está sobre la mesa es una solución que adolece de respaldos técnicos que efectivamente nos puedan transmitir a todos los que estamos acá, la tranquilidad de que es una solución factible de implementar. Vemos la rectificación de una cifra, o sea, se informa un monto (de disminución de ingresos) que no se había informado en los cinco meses y medio anteriores, que se suponía que se manejaba; fue informado la semana pasada, el fin de semana tuvieron que salir a rectificarlo, y yo creo que aquí se adolece de una discusión técnica más profunda y más seria, porque esto que estamos discutiendo es demasiado relevante, no sólo para la subsistencia el sistema asegurador privado, es cuánto de esto va a terminar impactando en las salud de las personas. El fallo lo que dice es que no se puede poner en riesgo financiero al sistema. Y eso no se condice con la propuesta de ley corta. Por lo tanto, hay una contradicción vital entre lo que informa la autoridad, o la propuesta de ley corta, y el espíritu del fallo”.

El gobierno ha insistido en que esta ley corta da viabilidad a la industria. ¿Están equivocados?

“Si”, señala el presidente de Clínicas de Chile, Gonzalo Grebe en la entrevista publicada por La Tercera.

Salir de la versión móvil