ActualidadNacional

Entre un 6,8% y un 41,4% podrían subir los planes de salud de las Isapres.

Análisis de la comisión de Salud del Senado proyecta aumentos considerables en los precios de las isapres y las cataloga como alzas inevitables.

La comisión de Salud del Senado está a punto de votar una ley crucial para las isapres, y justo antes de esta votación, la superintendencia del sector ha presentado un informe actualizado sobre el impacto financiero de las modificaciones propuestas por el Ejecutivo. Este informe revela que la deuda de las aseguradoras de salud ha aumentado significativamente, alcanzando los US$ 1.184 millones al 30 de septiembre de 2023, una cifra que supera las estimaciones previas tanto del Gobierno como de los asesores técnicos del legislativo.

El análisis también proyecta los ingresos necesarios para que las isapres eviten la quiebra ante los recientes fallos de la Corte Suprema sobre los precios de los planes de salud. Propone incrementos en las tarifas de los planes, con aumentos que varían entre 6,8% y 41,4% en un escenario, y entre 0,2% y 39,4% en otro, asumiendo un plan de contención de costos. Este informe incluye a todas las isapres, incluso aquellas que solo brindan servicios a empleados de ciertas empresas.

El presidente de la comisión de Salud del Senado, el senador Juan Luis Castro (PS), señaló la preocupante situación de las isapres más afectadas: Cruz Blanca, Vida Tres y Nueva MasVida. Estas compañías enfrentan ajustes de más del 30% en el precio base de sus planes, lo que podría resultar en la salida de muchos usuarios incapaces de afrontar estos incrementos. Según Castro, este aumento en los precios es inevitable y representa una carga financiera significativa para los consumidores.

Por su parte, Patricio Fernández, exsuperintendente de Salud, aclara que los reajustes afectan el precio base, no el precio final pagado por los usuarios. Explica que el valor de los planes de salud se incrementa con el índice Icsa, permitiendo a las isapres ajustar los precios en abril. Además, los precios podrían aumentar aún más para cumplir con el fallo de la tabla de factores, lo que implica un incremento adicional.

Héctor Sánchez, director del Instituto de Salud Pública de la U. Andrés Bello y exsuperintendente de Isapres, comenta que el incremento promedio del valor del plan afectará a todos los afiliados de manera diferente, dependiendo de su situación individual. Esto podría llevar a que algunos afiliados decidan no renovar sus contratos debido a los cambios en los costos.

El superintendente de Salud, Víctor Torres, compartió en Radio Cooperativa un mensaje optimista sobre la situación actual del sector. Según Torres, las proyecciones actuales indican que se puede esperar un período de estabilidad hasta mayo o junio. Espera que durante este tiempo, la ley corta en discusión pueda ser implementada, lo que llevaría a un tránsito más tranquilo en el sector de la salud hasta mediados de año.

No obstante, Héctor Sánchez, exsuperintendente de Isapres, tiene una perspectiva diferente. Él cree que la crisis se está intensificando, no disminuyendo. Sánchez señala que los nuevos datos financieros revelan una situación alarmante, con una deuda que se aproxima a los US$ 1.200 millones y que podría aumentar a US$ 1.400 millones en los próximos dos meses debido a la aplicación de un fallo judicial. Según él, esta cantidad es insostenible y podría agravar la crisis en el sector.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba