ActualidadNacional

Femsa Salud demanda a CLC por facturas impagas.

El grupo empresarial que opera a Farmacias Cruz Verde exige el pago de 476 millones de pesos.

Femsa Salud ha presentado una solicitud ante la justicia para el pago de una serie de facturas pendientes contra Clínica Las Condes (CLC), las cuales en conjunto suman un total de $785.945.876. En el escrito presentado ante el 15° Juzgado Civil de Santiago, la empresa, perteneciente al conglomerado mexicano que también opera OXXO y Farmacias Cruz Verde, afirma poseer una serie de créditos cuyo deudor es CLC.

Estas facturas impagas, un total de 116, fueron emitidas por Socofar a Clínica Las Condes, entidad controlada por la sociedad Luces Tres, propiedad de la empresaria Cecilia Karlezi. Alejandro Gil, presidente del directorio y pareja de Karlezi, ha estado envuelto en diversas controversias dentro de la clínica, desde la controversia relacionada con la aplicación de una tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19 hasta la presentación de querellas infructuosas contra ex gerentes generales debido a discrepancias en la gestión de la pandemia.

Estas facturas se emitieron entre el 14 de agosto y el 13 de noviembre de 2023, y fueron cedidas el 11 de enero de 2024 por Socofar a Femsa Salud. Cada factura tiene un monto distinto y los plazos de pago han vencido. Por ejemplo, la demanda judicial hace referencia a una factura electrónica emitida el 13 de noviembre de 2023 por Socofar a nombre de Clínica Las Condes, la número 14068146, la cual fue debidamente recibida por el deudor el mismo día y posteriormente cedida el 11 de enero de 2024 a Femsa Salud por un monto de $476.750.612.

Socofar, el principal proveedor de Clínica Las Condes (CLC), representa al menos el 10% del total de compras efectuadas por la compañía durante el ejercicio de 2022, según el reporte anual de dicho año.

El modelo de negocio de farmacia intrahospitalaria de Socofar, filial de Femsa, no ha sido tan ampliamente desarrollado en Chile. Este modelo tiene su origen en Colombia, donde los hospitales y clínicas solicitan a un proveedor la entrega de medicamentos para abastecer sus almacenes. Se trata de un listado de insumos médicos, formalmente conocido como «vademécum», que abarca desde Paracetamol hasta otros productos de mayor complejidad.

En mayo de 2021, Femsa Salud (a través de Socofar) y Clínica Las Condes (CLC) firmaron un acuerdo comercial que se extendió hasta diciembre de 2022. Sin embargo, la clínica decidió poner fin al contrato de manera unilateral, argumentando que las eficiencias proyectadas no se habían cumplido y expresando su intención de retomar la gestión directa de la compra de medicamentos.

Personas cercanas a Clínica Las Condes (CLC) han argumentado que el monto reclamado por Femsa Salud es «irreal», ya que en el último período se han realizado una serie de pagos que reducen significativamente la deuda total reclamada. Según estos informantes, la empresa argumentará en el tribunal, al responder a la acción legal, que se han abonado al menos $500 millones de la presunta deuda.

El 5 de febrero, CLC presentó una solicitud para declarar la nulidad de la notificación del proceso judicial. La clínica insiste en que la acción legal de Femsa Salud no adjuntó copias de las 116 facturas supuestamente impagas en la notificación recibida.

«El 1 de febrero de 2024, en las oficinas sociales ubicadas en la comuna de Las Condes, ciudad de Santiago, esta parte recibió dos cédulas que notificaban a nuestros representantes, los señores Alejandro Gil Gómez y Pablo Ortiz Díaz, sobre una supuesta notificación dirigida a nuestra representada. Sin embargo, entre las 54 páginas del documento entregado por la persona encargada, no se incluyeron los documentos mencionados en la respectiva gestión preparatoria. Estos documentos son: las facturas electrónicas individualizadas en el cuerpo de esta presentación, el registro de aceptación o reclamo de las facturas individualizadas en el cuerpo de esta presentación, y el registro público electrónico de transferencia o cesión de crédito de las facturas individualizadas en el cuerpo de esta presentación», según lo indicado en el escrito de CLC, que cuenta con el patrocinio del abogado Álvaro Jofré.

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Ojala, les paguen aunque lo dudo, nuestra pyme fue proveedor de CLC y fue decepción, ya que pagaban cuando querian, y luego finalizaron contrato arbitrariamente, la última factura lleva casi un año sin que la paguen, y mas encima pagan dando abonos.
    O su administración es pésima y abusiva o realmente no tienen dinero para pagar facturas de 5 MM a pymes, la verdad una vergüenza de empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba