ActualidadNacional

Los audios de Whatsapp que complican demanda en contra de Clínica Las Condes

En medio de la pandemia, María Jesús Swinburn Prat, enfermera jefa de Urgencia, trabajó en CLC desde febrero de 2020 hasta diciembre de 2022. Actualmente, Swinburn se encuentra en una batalla legal contra su antiguo empleador, alegando despido injustificado después de denunciar deficiencias técnicas en las ambulancias de la clínica. Con la audiencia de juicio programada para el 3 de julio, ambas partes presentaron pruebas documentales.

Según la demanda presentada, uno de los incidentes más graves ocurrió el 9 de noviembre de 2022, cuando una de las ambulancias presentó fallas mecánicas mientras transitaba por la autopista Kennedy. La palanca de cambio no funcionaba correctamente, lo que provocó que el vehículo se detuviera sobre dos ruedas y perdiera estabilidad. Por suerte, el conductor logró evitar un vuelco peligroso. Al día siguiente, Swinburn se comunicó por WhatsApp con Matías Estrada, prevencionista de riesgos de Transportes Gil, empresa del presidente de CLC, Alejandro Gil, para expresar su preocupación y dejar constancia de las condiciones inseguras de trabajo.

En su demanda, la enfermera también acusa a CLC de solicitarle que ocultara registros de una ambulancia con fallas técnicas durante una inspección de la Seremi de Salud para la acreditación de la clínica. Según un audio de WhatsApp revelado, Sebastián López, en ese entonces jefe de Flota de los Móviles de Rescate de CLC, sugirió editar los registros y eliminar la presencia de la ambulancia problemática.

“Habría que editar las revisiones, sacar el móvil 14 y reimprimir. Sería esa la solución. En las bases da lo mismo que esté el móvil 14, porque no se van a ir a meter para allá. Pero acá en rescate es donde tiene que desaparecer”.

Swinburn afirma haber comunicado estas preocupaciones sobre el mantenimiento de las ambulancias a varios miembros de la administración de CLC, incluyendo a Carmen Gloria Karlezi, subgerente de Enfermería, Andrés Karlezi, subgerente de Administración, y Rosa Tudela, subgerente de Personas. Sin embargo, en lugar de abordar las deficiencias, la enfermera fue despedida según el artículo 161 inciso 1° del Código del Trabajo, al igual que otros empleados que se atrevieron a cuestionar la situación.

En su defensa, CLC argumenta que el despido de Swinburn fue parte de una reestructuración integral debido a la grave crisis financiera que enfrentaba la clínica, agravada por las restricciones impuestas durante la pandemia y la falta de pago por parte del Fisco por la atención de pacientes relacionados con la pandemia. Además, afirman haber realizado cambios en el área de urgencia y rescate, incluyendo la salida de varios cargos directivos, pero aseguran que fueron reemplazados internamente, sin generar mayores gastos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba