ActualidadNacional

Fundador de Coaniquem gana Premio Nacional de Medicina 2024

El Dr. Jorge Rojas Zegers, especialista en cirugía plástica y reconstructiva, fue reconocido por su excelencia médica y su papel en la prohibición del uso privado de fuegos artificiales.

Jorge Rojas Zegers, el visionario fundador de la Corporación de Ayuda al Niño Quemado (Coaniquem), ha sido galardonado con el Premio Nacional de Medicina 2024, el más prestigioso reconocimiento otorgado a los profesionales médicos en Chile. Este premio se otorga cada dos años desde 2002 y reconoce el excepcional desempeño y contribuciones significativas al campo de la medicina.

Rojas fue distinguido por su destacada trayectoria en el ámbito de la salud, que incluye logros notables como la creación de Coaniquem, una institución pionera dedicada a la rehabilitación gratuita de niños quemados. Además, su incansable labor ha sido fundamental en la promoción y aprobación de la ley 19.680, que prohíbe el uso de fuegos artificiales de manera particular. Su compromiso con la salud y el bienestar de la comunidad chilena lo convierte en un ejemplo inspirador para la profesión médica y la sociedad en general.

El distinguido galardonado es un médico cirujano formado en la Pontificia Universidad Católica de Chile, especializado en cirugía plástica y reconstructiva. Además, es reconocido como un destacado subespecialista en el ámbito del cuidado y rehabilitación de quemaduras y malformaciones craneofaciales. Su dedicación se centra especialmente en la atención infantil, y ha ejercido su labor en importantes instituciones como el Hospital Roberto del Río, la Clínica Alemana de Santiago y la Corporación de Ayuda al Niño Quemado (Coaniquem), la cual él mismo fundó en 1979.

La creación de la Corporación de Ayuda al Niño Quemado representa el impacto más significativo del trabajo de Jorge Rojas Zegers en el ámbito de la salud. Desde sus inicios en 1979 con un modesto centro en Pudahuel, Coaniquem ha crecido hasta contar con cuatro centros de rehabilitación y ha atendido a más de 150.000 pacientes en Chile y Latinoamérica. Su alcance se ha expandido internacionalmente con la Fundación Coaniquem BCF, beneficiando a 20 países de América Latina y el Caribe, una muestra clara del compromiso incansable de Rojas con la atención pediátrica.

Guiado por su profunda vocación médica y respaldado por su familia y fe religiosa, Rojas ha llevado adelante esta labor con un lema claro: «Todo por el niño quemado». Su visión y dedicación han transformado vidas y han establecido un legado duradero en la atención y rehabilitación de niños quemados, demostrando así su excepcional compromiso con la salud infantil tanto a nivel nacional como internacional.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba