ActualidadNacional

Proyecto de ley permitirá traspasar fichas médicas entre prestadores privados o públicos.

Es común que los pacientes que desean cambiar de médico o proveedor de servicios de salud se vean obligados a repetir exámenes o consultas que ya han realizado, simplemente porque el nuevo centro no tiene acceso a su historial médico, incluso el más reciente.

Sin embargo, hay un proyecto en marcha que cambiará esto. A partir de ahora, las fichas clínicas de los pacientes, incluidas sus enfermedades o procedimientos anteriores, podrán transferirse de un proveedor a otro, ya sea público o privado. A pesar de que se esperaba que este proyecto, respaldado por muchas personas, fuera aprobado ayer por el Senado, la votación se ha retrasado y se espera que se retome durante esta semana.

Una vez que se apruebe, se facilitará la continuidad del cuidado del paciente sin importar dónde se atienda. El médico tratante podrá acceder a los exámenes o tratamientos anteriores y revisar los resultados y diagnósticos previos, evitando así la repetición de procedimientos.

Esto será posible al establecer un estándar único para que todos los proveedores almacenen los antecedentes médicos de las personas y faciliten el intercambio de las fichas, que estarán disponibles en una plataforma.

A día de hoy, este modelo se ha implementado como un piloto en algunos servicios de salud, pero su eventual promulgación obligará a todos los proveedores a suscribirse y almacenar las fichas durante al menos 15 años.

En la práctica, se creará una plataforma donde cada proveedor deberá cargar la información del paciente. De este modo, cuando el paciente acuda a otro proveedor, podrá acceder a la información de las consultas previas.

La ministra de Salud, Ximena Aguilera, enfatiza la importancia de esta iniciativa para la integración del sistema de salud, permitiendo que las personas puedan trasladarse más fácilmente entre diferentes proveedores, ya sean públicos o privados. Destaca que tener acceso a la ficha clínica es crucial, ya que muchas veces esto condiciona a las personas a permanecer con un proveedor en particular. Además, subraya que esta medida otorga a los pacientes el derecho de propiedad sobre su propia ficha clínica, que en realidad pertenece a ellos.

Inicialmente, solo los proveedores tendrán acceso a estas fichas. Sin embargo, en el futuro, una vez que el Ministerio de Salud establezca las normas para esta plataforma, se prevé que los pacientes también puedan acceder a su información de manera directa.

La ministra Aguilera comenta: «En adelante, debería existir la posibilidad de que los pacientes puedan llevar consigo su ficha clínica. Esto se habilitará a medida que se establezca la interoperabilidad, lo que permitirá esta función».

A pesar de que la ley está próxima a ser aprobada, el Ministerio de Salud aún debe elaborar un reglamento que establezca cómo y bajo qué condiciones los proveedores almacenarán las fichas clínicas, así como las normas necesarias para su gestión, protección, eliminación e interoperabilidad. Este proceso podría llevar algunos meses.

Héctor Sánchez, director del Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello, destaca los múltiples beneficios de este mecanismo para los pacientes. Afirma que les permite cambiar de proveedor manteniendo su historial médico reciente, lo que facilita la atención y contribuye a un diagnóstico más rápido y preciso, así como a un mejor pronóstico. Además, menciona que facilita la derivación y la atención por parte de especialistas.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba