ActualidadNacional

«Efecto gravísimo y en cadena». Clínicas y médicos piden acciones rápidas y concretas.

La reciente aplicación del fallo GES, que provocará una reducción estimada del 12% en los ingresos de las isapres a partir de enero, ha exacerbado la ya crítica situación financiera de las aseguradoras de salud en el pais. En respuesta a esta creciente crisis, representantes clave del sector médico, incluyendo la asociación Clínicas de Chile, el Colegio Médico (Colmed) y la Federación Médica de Chile, han emitido una declaración conjunta, destacando la gravedad de la situación.

La declaración advierte sobre la inminente insolvencia del sistema de aseguradoras privadas, un resultado de decisiones y omisiones cuestionables a lo largo de los años. «El colapso de una o más aseguradoras en un futuro cercano puede tener un efecto gravísimo y en cadena para pacientes, médicos y médicas y prestadores de salud», destaca el comunicado.

Los gremios subrayan que la solución a esta crisis debe centrarse en los pacientes, asegurando la continuidad y calidad de la atención médica. Se enfatiza la preocupante situación de deudas históricas por parte de las isapres y Fonasa, con las aseguradoras privadas acumulando deudas que superan los $650 mil millones a octubre, de los cuales aproximadamente un 30% corresponde a deudas médicas. Paralelamente, la deuda pública se sitúa en torno a los $425 mil millones.

La declaración conjunta aboga por soluciones que incluyan pagos oportunos y garantías legales adecuadas para evitar quiebras en el sector. Los gremios rechazan cualquier forma de condonación de deuda, solicitando en cambio condiciones mínimas para continuar su labor esencial en el sistema de salud.

Recientemente, el presidente del Colmed, Patricio Meza, expresó su preocupación ante la Comisión de Salud, destacando las catastróficas consecuencias de un posible colapso de las isapres en la salud nacional. Los gremios instan a una acción urgente para abordar la crisis sin demoras adicionales.

Para concluir, se ha solicitado al Presidente Gabriel Boric liderar una mesa de trabajo que incluya a todas las partes interesadas: isapres, representantes de afiliados, clínicas privadas, Ministerio y Superintendencia de Salud, Fonasa, parlamentarios y médicos. El objetivo es generar mejoras sustanciales en el sistema de salud, cumpliendo con los fallos judiciales y asegurando la sostenibilidad del sistema, poniendo fin a la incertidumbre actual.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba